Vistas de página 327 

Según declaró el primer presidente de Bielorrusia como Estado independiente de la URSS, en octubre de 1991, Gorbachov puso sobre la mesa el nuevo ‘Tratado de Unión’ sobre la creación de una confederación, pero con él como presidente del nuevo Estado, un detalle importante que en opinión del político, tales planes contradecían la idea de una confederación, provocando una «perdida de tiempo».

En declaraciones para el medio de comunicación NSN, el primer presidente de la República de Bielorrusia independiente de la Unión Soviética, Stanislav Shushkevich, confirmó las palabras del primer presidente de Ucrania independiente, Leonid Kravchuk, con respecto a que «fue el ex presidente soviético Mijail Gorbachov quién impidió la preservación de la URSS en forma de confederación».

Según aseguró Shushkevich, en octubre de 1991, Gorbachov puso sobre la mesa el nuevo ‘Tratado de Unión’ sobre la creación de una confederación, pero con él como presidente del nuevo Estado, un detalle importante que en opinión del político, tales planes contradecían la idea de una confederación, provocando una «perdida de tiempo».

“El principal enemigo de la preservación de la URSS en forma de confederación fue Gorbachov, porque esto no preveía la presencia obligatoria de un presidente, como en un estado unitario. No le gustó, e hizo todo lo posible para evitar que esto sucediera», resaltó el expresidente de Bielorrusia.

“Al mismo tiempo, se propuso considerar una estructura como una confederación en la que el presidente Gorbachov sería el principal, Y en lugar del Politburó tendría el Consejo de Estado”, precisó Shushkevich. Inistió además, en explicó que al primer mandatario soviético luego de 1985, no le gustó el hecho de que la presencia de un presidente en una confederación no fuera obligatoria, como en un estado unitario.

El político añadió además, que «si no fuera por la oposición de Gorbachov, la URSS bien podría haber sobrevivido como confederación, ya que la mayoría de las repúblicas unidas se sintieron atraídas por esta idea». “Solo Gorbachov no quería esto. Los bálticos ya estaban perdidos, y creo que todos los demás estarían de acuerdo. Casi nadie se hubiera resistido, porque habría sido una nueva forma digna, era apropiado entonces”, remarcó Shushkevich.

«Gorbachov quería estar a cargo. Siempre estaba tratando de lograr esto, por todo tipo de métodos, el proyecto de Tratado de la Unión del 20 de octubre se convirtió en el apogeo de estas aspiraciones políticas del ex-líder soviético», concluyó el político.

Por su parte, desde la red social Telegram, el líder del centro-derechista LDPR, Vladimir Zhirinovsky, manifestó que «30 años después del colapso del país, toda la responsabilidad pasó al ex-presidente de la URSS Mijaíl Gorbachov», dejando a un lado la cuota que corresponde al resto de su equipo de trabajo en ese orden.

Con anterioridad, el primer presidente de Ucrania después de la desintegración de la URSS, Leonid Kravchuk, declaró en una entrevista que «la Unión Soviética podría permanecer en forma de una confederación similar a la Suiza», una idea que aseveró «fue apoyada por el primer presidente de Rusia, Boris Yeltsin».

Kravchuk aseguró, que la Unión Soviética podría haberse conservado como un solo estado si la forma de gobierno se cambiara a una confederal. Pero Gorbachov la rechazó, argumentando que en este caso, habría una rotación constante en el cargo de jefe de Estado.

Entre tanto, desde el servicio de prensa de la Fundación Gorbachov, su portavoz Pavel Palazhchenko, indicó a RIA Novosti, que las palabras de Kravchuk intentan «reescribir la historia» de cuáles fueron verdaderamente los acontecimientos en alquel entonces, y que desencadenaron en la disolución del primer Estado socialista en el mundo.

En 1990, todas las repúblicas unidas adoptaron declaraciones de soberanía estatal. Para detener la desintegración del país, el 17 de marzo de 1991 se realizó un referéndum sobre la preservación de la URSS, como resultado, el 76,4 % de los votos de los ciudadanos soviéticos estuvieron a favor de la preserevación de la Unión Soviética, dando paso al proyecto de tratado «Sobre la Unión de Repúblicas Soberanas», cuya firma estaba prevista para el 20 de agosto. Pero nunca tuvo lugar debido al intento de golpe de Estado del 19 al 21 de agosto que estableció el Comité Estatal de Emergencia.

La Unión Soviética se desintegró totalmente el 25 de diciembre de 1991, cuando Gorbachov, en un discurso al pueblo soviético, anunció su renuncia al cargo de jefe de Estado, un hecho que fue precedido por la firma el 8 de diciembre, por los líderes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania del ‘Acuerdo de Belovezhskaya’, que estableció el fin de la existencia de la URSS y proclamó la creación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

61730cookie-checkAseguran que el principal enemigo de la preservación de la URSS fue Gorbachov

Deja un comentario