Vistas de página 324 

Colombia, Ucrania y Brasil se abstuvieron ante la resolución presentada por Cuba en la Asamblea General de la ONU, mientras tanto, Estados Unidos e Israel se opusieron a la demanda.

Este miércoles, fue aprobada en la Asamblea General de las Naciones Unidas la resolución de Cuba contra el bloqueo estadounidense por 184 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones, mostrando el rechazo de la mayoría de las naciones del mundo ante una medida que ya lleva sobre sí 60 años de estarse aplicando sobre la economía de la isla caribeña.

Colombia, Ucrania y Brasil se abstuvieron ante la resolución presentada por Cuba en la Asamblea General de la ONU, mientras tanto, Estados Unidos e Israel se opusieron a la demanda propuesta en el documento titulado: ‘Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba’.

El ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla participó en la votación efectuada en la Asamblea General de la ONU contra el bloqueo, la cuál tuvo que ser transferida desde finales de 2020 por las limitaciones impuestas por la pandemia global del coronavirus, y luego de haber presentado  ante las Naciones Unidas el informe el pasado 23 de junio.

A lo largo de 28 años en que resoluciones similares han sido presentadas por Cuba en este organismo, la comunidad internacional en su mayoría ha expresado un amplio rechazo al bloqueo (embargo, como suele argumentar el gobierno norteamericano), al calificarlo como un acto de «violación flagrante del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas, y como principal obstáculo al desarrollo de la nación caribeña», enfatizó el diario oficial cubano Granma.

«En el curso del presente año este sistema de medidas coercitivas unilaterales ha permanecido intacto, con severas afectaciones sobre los esfuerzos nacionales para contener la pandemia y paliar las consecuencias económicas y sociales derivadas de la misma», indica el texto de la resolución.

En su intervención ante la Asamblea General, Bruno Rodríguez manifestó que el gobierno de Estados Unidos ha utilizado al coronavirus como un «aliado en su guerra no convencional» con la Revolución Cubana, denunciando ante el foro internacional que el bloqueo ha sido recrudecido, lo cuál ha provocado al país caribeño pérdidas económicas estimadas en al menos 5.000 millones de dólares en un año.

«También están vigentes las más de 240 medidas impulsadas por el expresidente Donald Trump, quien adoptó medidas de guerra, persiguió los servicios de salud en varios países, impidió el flujo de remesas a las familias cubanas y asestó duros golpes al sector del trabajo por cuenta propia en la nación, así como a los proyectos de reunificación familiar», detalló el canciller de Cuba.  

Según indicó Rodríguez, «la campaña electoral del partido demócrata prometía revertir las acciones de Trump, entre ellas las relacionadas con los viajes, las remesas y los visados. Una amplia mayoría de los estadounidenses apoyan la eliminación del bloqueo y normalización de los viajes» a la Isla

«La vida de ningún familia cubana escapa a los efectos de esta política. En la Salud, impacta en la imposibilidad de acceder a tecnologías, tratamientos y fármacos de compañías estadounidenses», remarcó el ministro de Exteriores cubano, catalogando el daño humano ocasionado por la medida estadounidense como «incalculable».

65300cookie-checkCon 184 votos a favor y 2 en contra, el mundo condena el bloqueo estadounidense a Cuba

Deja un comentario