Vistas de página 757 

Durante esta semana se desarrolla la Convención del Partido Republicano, para oficializar la candidatura del actual presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, de cara a las elecciones del 3 de Noviembre próximo, en su afán por retener su puesto en la Casa Blanca.

La jornada del Martes fué prácticamente un desfile propagandístico de la familia Trump, vimos cómo tanto hijos y su esposa Melania Trump, hicieron gala de sus palabras dirigidas a resaltar el papel desempeñado por su padre y esposo, al frente de la nación estadounidense.

Socialismo, fué la palabra clave de la noche, ante la cuál tanto Trump cómo sus invitados en el podio, acusaron a la candidatura demócrata, en la figura de Joe Biden, del peligro de conducir al país hacia el socialismo, de resultar victoriosos en las elecciones.

En repetidas ocasiones, Trump, y su equipo de campaña, hacen alusión a esta amenaza, advirtiendo al pueblo estadounidense de lo que pasaría si los demócratas legaran al poder, por lo que les pidió que le otorgaran su voto para ser elegido, y seguir trabajando por la prosperidad y el bienestar de los Estados Unidos.

Una convención en la cuál se trato de disminuir el impactor real de la pandemia del Covid-19, que le ha costado tantas vidas al pueblo norteamericano, y que ha reflejado claramente la incapacidad de la administración Trump para enfrentar una emergencia sanitaria como esta.

Joe Biden supera a Donald Trump en las encuestas desde hace varias semanas, en un rango de diferencia en la intención de votos de un 8%.

14330cookie-checkConvención republicana y el «fantasma del socialismo»