Vistas de página 301 

Desde Pyonyang afirman las autoridades no responderán a ningún canal de comunicación hasta tanto Estados Unidos abandone su política hostíl.

En una declaración difundida por la agencia norcoreana de noticias KCNA, Choe Son-hui, primera viceministra de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea, tachó como «truco barato» los supuestos intentos de comunicación que las autoridades de EEUU han a;legado recientemente estar tratando hacer para iniciar los contactos con Pyonyang.

Son-hui confirmó que si bien es cierto que la actual administración estadounidense intentó establecer contactos con las autoridades norcoreanas, mediante el envío de correos electrónicos y mensajes telefónicos por distintos canales, e incluso a través de un tercer país, la determinación de Corea del Norte de no responder hasta tanto en Washington no se adopte una línea por medio de la cuál se abandone las políticas hostiles en contra de su país.

«Recientemente, solicitó ponerse en contacto con nosotros enviándonos correos electrónicos y mensajes telefónicos a través de varias rutas. Incluso la noche anterior al ejercicio militar conjunto, envió un mensaje pidiéndonos que respondiéramos a su solicitud a través de un tercer país», destaca el texto.

«Ya hemos dejado claro que no se mantendrá ningún contacto ni conversaciones entre Corea del Norte y EEUU a menos que Estados Unidos renuncie a sus políticas hostiles, y que continuaremos ignorando sus intentos de dirigirse a nosotros», remarcó Son-hui.

La diplomática norcoreana destacó en su declaración, que «lo que nos llega de EEUU desde el surgimiento del nuevo régimen es solo una teoría lunática de la amenaza de Corea del Norte y una retórica infundada sobre la desnuclearización completa», enfatizando que, para que se establezca el diálogo entre ambos países, es necesario «crearse un ambiente para que ambas partes intercambien palabras en pie de igualdad».

«La Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Departamento del Tesoro, el Departamento de Justicia, etc., lanzaron una avalancha de retórica de que Estados Unidos todavía tiene una gran preocupación por disuadir a Corea del Norte y ahora está examinando qué tipo de medios deben usarse. utilizados, que incluyen sanciones adicionales e incentivos diplomáticos. Han mantenido una postura prepotente, convocando una conferencia internacional contra nosotros, haciendo pública una «alerta conjunta» y presentando una acusación contra nosotros», enfatiza el documento de la Cancillería norcoreana presentado por Son-hi.

El comunicado de Corea del Norte resalta además, que «el ejército de los EE. UU. Sigue poniéndonos sigilosamente una amenaza militar y está cometiendo actos de espionaje contra nosotros con la participación de muchos activos de reconocimiento. También inició abiertamente ejercicios militares conjuntos con mentalidad de agresión contra nosotros, desafiando la preocupación y la oposición del público en el país y en el extranjero».

En ese orden, destacan las autoridades norcoreanas en el texto, «si Estados Unidos desea tanto sentarse con nosotros, aunque sea una vez, cara a cara, tiene que abandonar su mal hábito y adoptar una postura adecuada desde el principio», advirtiendo que estarán «al tanto de todas las malas acciones en las que está absorto el nuevo régimen en los EEUU».

Para Pyonyang, resulta «una pérdida de tiempo» sentarse a dialogar con las autoridades norteamericanas, hasta tanto esa política hostíl contra su país no sea demolida, indicando que no darán la posibilidad abierta durante la anterior administración en las reunidones sostenidas en Hanoi y Singapur, resaltando que las relaciones entre los dos países estarán basadas sobre el principio de «poder por poder y voluntad por voluntad», remarca el comunicado de prensa.

56570cookie-checkCorea del Norte tilda de «truco barato» intentos de diálogo de EEUU

Deja un comentario