Vistas de página 635 

Esa política se enmarca en la Nueva Estrategia Económica del país que busca reducir considerablemente las importaciones.

En el marco del VI período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba (Parlamento), en su IX Legislatura que sesiona, de manera virtual, desde el Palacio de las Convenciones en La Habana, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, abordó el comportamiento del plan de la economía en la isla caribeña durante el 2020, y resaltó las proyecciones para el 2021, que prevé un crecimiento de alrededor del 7%, en medio de diversas complejidades.

Alejandro Gil señaló en su Informe presentado al Parlamento cubano, que el escenario económico en el que se elabora el Plan de la Economía para el año 2021, continúa matizado por la incertidumbre asociada a la evolución de la pandemia del Covid-19, y sus graves impactos en la economía mundial, unido a otros factores de índole particular como «el recrudecimiento del bloqueo de EEUU».

Gil indicó al plenario, 563 diputados en total, distribuidos por todo el país (en el Palacio de las Convenciones solo estuvieron presentes los diputados de la capital), que el decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba para el 2020 fue de 11%, cuyo papel fundamental fue debido a la contracción del comercio y la reducción del turismo, aunque omitió referirse directamente a la baja producción nacional, dada la haitual línea económica cubana de priorizar las importaciones, este ño duramente dañadas a causa de la pandemia.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

«Entramos al 2021 con grandes desafíos. No podremos dar grandes saltos, pero lo haremos gradualmente, compartiendo con justicia lo que tenemos y desarrollándonos», destacó el ministro cubano de Economía.

En el Informe, Alejandro Gil expone que «el Plan 2021 se ha diseñado bajo el principio de asegurar, como objetivos esenciales, los alimentos; combustibles; fertilizantes y plaguicidas; medicamentos; las demandas de la defensa y la prioridad en los financiamientos para la industria nacional; haciendo efectivo el propósito de no importar lo que podamos producir eficientemente en el país».

Según el ministro de Economía y Planificación de Cuba, para el 2021 el escenario económico nacional continuará matizado por la incertidumbre asociada a la evolución de la pandemia del coronavirus y sus graves impactos en la economía mundial, así como las afectaciones asociadas al bloqueo comercial y financiero aplicado por EEUU contra la Isla.

En ese orden, y en consonancia con la cartera de Economía, el ministro de Agricultura de Cuba, Gustavo Rodríguez Rollero, expuso a los diputados que la producción nacional de alimentos es un emperativo para el plan económico del país en el 2021, a la par que nombró tanto a las afectaciones climatológicas, la propagación de la Covid-19 en el país y el recrudecimiento del bloqueo económico estadounidense como las causas principales del incumplimiento de los planes económicos del sector.

«En el caso de los cultivos varios, planificamos 378 623 hectáreas, entre viandas, hortalizas, granos y frutas. Esto representa un crecimiento de 58 000 hectáreas con respecto a la campaña anterior. A la par, hasta noviembre solo se ha sembrado el 85 % de lo previsto para ese periodo», indicó el ministro cubano de Agricultura.

Con respect a la producción arrocera nacional, Rodríguez Rollero detalló que la entrega estatal del arroz en este 2020 se está cumpliendo, aunque indicó, con un plan reajustado, con un estimado de cierre de 104 000 toneladas.

«Esto lo hacemos en condiciones difíciles, porque es un cultivo priorizado y hay que ponerle los insumos que lleve, aun cuando no se haya podido garantizar en el momento y con el ritmo imprescindible», indicó.

El ministro cubano de Agricultura reconoció que en este 2020, otras clases de productos, fundamentales en la mesa de la familia cubana, como el frijol, las viandas y hortalizas, además de la carne bovina y la leche para industria, no logran aún completar lo previsto en los planes del año, aunque resaltó que las siembras de alimento animal se encuentran al 94 %.

Nuevas alternativas económicas para 2021.

El nuevo plan económico diseñado por el gobierno cubano para el 2021, busca una descentralización gradual en la distribución de divisas a la economía, reteniéndose por las entidades estatales parte de la liquidez por exportaciones y ventas a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y a la red mayorista y minorista nacional que comercializa en moneda libremente convertible (MLN).

Además, los economistas cubanos preveen aplicar nuevas medidas para dotar a la empresa estatal socialista de mayor autonomía en su gestión económica, otorgándoles la capacidad de decidir sobre sus producciones, inversiones y financiamientos, así como la introdución de incentivos a la gestión empresarial, remarcó el texto del Informe presentado al Parlamento cubano por el ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

De manera que el gobierno cubano establece, para cumplir esas metas diseñadas en su nuevo plan económico del 2021, ciertos objetivos específicos:

a.     Potenciar la producción agropecuaria y destinar los recursos materiales y financieros en divisas, prioritariamente a estas producciones.

b.    Asegurar los productos de primera necesidad de la población.

c.     Priorizar las exportaciones, que incluye la recuperación gradual del turismo.

d.    Mantener el control sobre el endeudamiento externo del país.

e.     Concebir desde el diseño del Plan de la Economía el encadenamiento productivo del sector estatal con el no estatal y la inversión extranjera.

f.        Potenciar el crecimiento de la Zona Especial de Desarrollo Mariel y su vinculo con la economía interna.

g.    Incrementar las ventas de las entidades nacionales a la red de tiendas que comercializan en moneda libremente convertible.

h.    Insertar la participación de las Formas de Gestión no Estatal en el Plan de la Economía.

Según explicó Alejandro Gil, para el 2021 el país tiene previsto dedicar el 17% de las importaciones a alimentos, entre los que menciona en el Informe al trigo, el arroz, el maíz, la leche en polvo, harina de soya, y el pollo, y otro 20% a la adquisición de combustibles.

Se priorizará en ese sentido la importación de fertilizantes y plaguicidas, incluidas materias primas para su producción agrícola, proyectandp un crecimientos en las producciones nacionales, priorizando la actividad agropecuaria en cultivos de arroz, maíz, frijoles, y en la producción de leche y carne de cerdo.

Al reflejar las perspectivas para la industria pesada dentro de la Isla, el ministro de Economía resaltó que se ha planificado un crecimiento estable en las producciones de acero, madera, productos de aseo, bicicletas, motos, electrodomésticos, y triciclos.

Por otra parte, aunque todavía por debajo de la demanda, se proyecta que para el 2021 la industria cubana tenga una mayor participación como proveedor de la red de comercialización minorista y mayorista en moneda libremente convertible (MLN), alcanzando como mínimo un 30 % de ese mercado, lo que según el Ministerio de Economía, permitirá financiar de manera parcial producciones para la venta en moneda nacional (CUP).

Quieres crear tu blog personal o página web, con Bluehost puedes hacer ese sueño realidad, comienza ahora!

42520cookie-checkCuba busca desarrollar producción nacional para 2021

Deja un comentario