Vistas de página 140 

El Decreto-Ley sobre «Bienestar Animal» será aprobado este mes de febrero por el Consejo de Estado, indicó el Ministerio de la Agricultura.

Este año Cuba prevé dar un salto cualitativo en relación al trato y cuidado de los animales, una vez que en enero pasado se aprobó la Resolución No. 537 de 2020, del Ministerio de Agricultura (Minag), y que pone en vigor el reglamento del Decreto-Ley No. 137 «De la Medicina Veterinaria», emitido en 1993, y en el que se unifican en un solo cuerpo legal las normativas dispersas a lo largo de los años, y que han sido actualizadas al contexto nacional y estándares internacionales refrentes al tema. 

Mediante la resolución, que incluye el Decreto No. 20 de 2020, en referencia a las contravenciones de la Medicina Veterinaria, que hasta ahora se trabajaban en el Decreto No. 181, de 1993, se impone entre 500 pesos cubanos y 3 500 pesos a las personas que violen lo contenido en la resolución, y con el posible incremento hasta 7.000 pesos en los casos que correspondan. Por otra parte, la resolución contempla el decomiso de animales, productos y el retiro de la licencia sanitaria veterinaria.

La Resolución No. 538, del 13 de noviembre de 2020 del Ministerio de la Agricultura, aprobó el novedosos Código de Ética de los médicos veterinarios, mediante el cual se establecen los principios generales a cumplir por los profesionales que ejerzan esta especialidad, en cualquiera de las formas de gestión aprobadas por el Estado cubano.

En correspondencia con el Lineamiento 167 de la Política Económica y Social del Partido Comunista de Cuba, y que define nueve principios acordes con el contexto cubano actual y a estándares internacionales, se implementó en mayo de 2018 una política para el perfeccionamiento del sistema de la sanidad animal en Cuba, que prevé la creación del Centro Nacional de Sanidad Animal (Cenasa), una entidad adscripta al Minag, y que estará encargada de la actividad en toda la cadena de animales terrestres y acuáticos del país, y a lavez estará representada por departamentos en todas las delegaciones de la agricultura de la Isla.

Por otra parte, según la información del Ministerio de Agricultura cubano, existe un plan para llevar a cabo la creación de una Red Nacional de Farmacias Veterinarias, para la comercialización minorista de productos necesarios para el ejercicio de la especialidad veterinaria.

Además, la política trazada pretende que las empresas productoras procesadoras y comercializadoras de alimentos de origen animal asumen la responsabilidad por la calidad e inocuidad de los productos, con veterinarios propios en los puntos de inspección permanente.

53060cookie-checkCuba camina hacia una relación diferente con los animales

Deja un comentario