Vistas de página 194 

En su intervención, el presidente cubano manifestó que «las relaciones económicas, comerciales, financieras y de cooperación con los estados miembros de la Unión son mutuamente beneficiosas» y aseguró que Cuba está dispuesta a colaborar en todas las prioridades de la Comisión Económica Euroasiática para este año 2021.

En representación a la República de Cuba, el primer secretario del Partido Comunista y presidente de la Isla caribeña, Miguel Díaz-Canel, participó este viernes por primera vez en el Consejo Supremo Económico Euroasiático, en correspondencia con la condición que establece el estatus de ‘Observador’ para Cuba, que fue aprobado por ese organismo regional el pasado 11 de diciembre del 2020.

El encuentro, que se celebra anualmente y en esta ocasión mediante videoconferencia producto de las limitaciones impuestas por la pandemia, contó con la asistencia de los presidentes de Rusia, Armenia, Belarús, Kazajistán y Kirguistán.

Desde el Salón Rojo del Palacio de la Revolución en La Habana, el presidente cubano manifestó que «las relaciones económicas, comerciales, financieras y de cooperación con los estados miembros de la Unión son mutuamente beneficiosas» y aseguró que Cuba está dispuesta a colaborar en todas las prioridades de la Comisión Económica Euroasiática para este año 2021.

Según destacó el mandatario cubano, la reunión de los líderes de los países integrantes de UEEA ha servido para definir alrededor de 30 acciones conjuntas en esferas de importancia como la económica-comercial, bancario-financiera, la salud y la biotecnología, energía, geología y minería; agroindustrial, así como en el ámbito cultural, deportivo y de las comunicaciones.

«Hoy como nunca antes, se hace urgente unir esfuerzos y voluntades a favor de la especie humana, cruelmente estratificada por el mercado, que margina y excluye a las mayorías, provocando costosos desequilibrios de todo tipo, que ahora se hacen dolorosamente más visibles por el impacto de la pandemia», remarcó el mandatario cubano en el encuentro.

Díaz-Canel puntualizó el hecho de que, «en medio del adverso escenario global que he descrito, algunas naciones sufrimos la agresión adicional de bloqueos y otras medidas coercitivas unilaterales, todas violatorias del Derecho Internacional y la Carta de la ONU», agradeciendo al mismo tiempo, a los países integrantes de la Unión Económica Euroasiática su «permanente rechazo a la política genocida del gobierno de Estados Unidos, que se ha recrudecido a niveles sin precedentes, incluso en las condiciones excepcionales de la pandemia».

Por otra parte, el líder del Partido Comunista de Cuba, reiteró el interés de su país por lograr una mayor participación del empresariado de los países miembros del Consejo en los proyectos de inversión extranjera en la Isla caribeña, al amparo de lo que calificó como «una legislación moderna y atractiva y las facilidades que brinda la Zona Especial de Desarrollo Mariel» al efecto.

En ese sentido, Canel trasmitió el deseo de su gobierno de «establecer las bases para la colaboración entre el Banco de Desarrollo de la Unión Económica Euroasiática y el sistema bancario de la República de Cuba».

También señaló el mandatario cubano, la importancia de desarrollar los vínculos entre los países miembros del bloque económico mediante el intercambio cultural, la colaboración deportiva y la formación de estudiantes a través del otorgamiento de programas de becas «en áreas de fortaleza de cada uno de nuestros países», resaltó.

«Por tradición, por vocación y por la propia urgencia de los complejos tiempos que vivimos, Cuba apuesta decididamente por la solidaridad, la cooperación y la integración, para el fortalecimiento de los vínculos en áreas de interés mutuo», afirmó el presidente cubano.

Con la presencia de presidentes euroasiáticos, como el de Rusia, Vladimir Putin, y el de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, Díaz-Canel remarcó que «los retos son enormes, pero estoy seguro que la suma de nuestras voluntades nos permitirá superarlos. Nos anima la solidez de la Unión Económica Euroasiática y la confianza en que unidos podremos avanzar más velozmente a favor del desarrollo de nuestras economías y el bienestar de nuestros pueblos», enfatizó.

En calidad de observador en este ente económico regional, Cuba comparte ese status con países como Uzbekistán y Moldovia, y representa a su vez el único país de América Latina que participa en este mecanismo de integración económica.

La estructura organizativa de la Unión Económica Euroasiática está integrada por el Consejo Supremo Económico Euroasiático, el Consejo Intergubernamental Euroasiático, la Comisión Económica Euroasiática y el Tribunal Económico Euroasiático de la Unión.

Además de Miguel Díaz-Canel, por la parte cubana asistieron al Consejo Supremo Económico Euroasiático, el vice-primer ministro del gobierno cubano Ricardo Cabrisas Ruíz, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, y el director general de Asuntos Bilaterales de la Cancillería cubana, Emilio Lozada García.

62440cookie-checkCuba participó en el Consejo Supremo de la Unión Económica Euroasiática

Deja un comentario