Vistas de página 2,080 

Comparecencia del presidente de Cuba, Miguel Diaz Canel, y el primer ministro, Manuel Marrero en el espacio Mesa Redonda de la televisión cubana, del Jueves 8 de Octubre del 2020.

En el espacio televisivo se abordó la cuestión del enfrentamiento por parte de las autoridades y la población sobre la actual pandemia global del coronavirus. Diaz Canel abordó como todas las decisiones por parte del gobierno han sido planteadas en base a los esquemas científicos elaborados por los especialistas.

Diaz Canel comparó las cifras de incidencia de la Covid-19 en Cuba y lo que está sucediendo alrededor del mundo, resaltando el trabajo efectivo por parte del sistema sanitario cubano para mantener números reducidos de contagios y fallecimientos a causa de la enfermedad.

En consecuencia, el presidente cubano esbozó lo que considera dar paso a una nueva normalidad para aprender a convivir con el virus, en el nuevo «ordenamiento», manteniendo medidas rigurosas en ciertas esferas y flexibilizar otras de modo que se pueda recuperar el efecto negativo de la pandemia sobre la economía nacional.

El presidente de Cuba resaltó la situación compleja en el aspecto económico que se ha puesto en práctica dentro del país, debido a la contracción económica provocada por las restricciones del Covid-19 en todo el mundo, y el impacto recrudecido del bloqueo estadounidense.

Diaz Canel destacó una parte de su intervención a describir lo que llamó la política imperialista de Estados Unidos alrededor del mundo y en especial sobre Cuba, con la política de sanciones económicas, y programas de provocación y descrédito.

Según el presidente cubano, el gobierno de EEUU ha aplicado 121 medidas de sanciones económicas sobre Cuba.

El mandatario llamó al pueblo cubano a seguir poniendo en práctica las medidas sugeridas por la OMS para prevenir posibles contagios, tales como: mantener el distanciamiento social, evitar el aglomeramiento, usar las mascarillas y preservar un adecuado ejercicio de higiene con el lavado de las manos.

Desde el punto de vista interno, Diaz Canel esbozó como en medio de la crítica situación , el gobierno ha tenido que adoptar una medida «no deseada» como la dolarización parcial de la economía, mencionó además la improductividad y la ineficiencia que se manifiesta en varios sectores.

Diaz Canel llamó a no ser eco de «las bolas», refiriendose a la supuesta posibilidad de que para el pasado 1 de Octubre se pasaría a la tán esperada reunificación monetaria. Afirmó que esta reunificación no representa por sí sola la solución de todos los problemas, aunque nó especificó cuando se produciría.

El presidente recalcó que el socialismo es una política que protege a los trabajadores contra las terapias de choque, anunció que se suspenderán lo que calificó como innecesarias subvenciones, anunció que este nuevo ordenamiento en su primera etapa preservará la libreta de abastecimiento.

«El Estado cubano garantizará los fondos de ahorros de los ciudadanos en las actuales monedas que operan en el país», afirmó Canel, y resaltó que la moneda nacional, el peso cubano, será la moneda oficial una vez lograda la reunificación monetaria.

También anunció el presidente de Cuba, que se pasará a una nueva tasa de cambios, y al aumento salarial para los trabajadores cubanos.

Por su parte, el primer ministro del gobierno cubano, Manuel Marrero, expuso la labor que se ha estado desarrollando en el enfrentamiento de la Covid-19, y destacó el nuevo plan aprobado en el reciente encuentro del Buró Político del Partido Comunista, llamado «Nuevo Ordenamiento».

Marrero detalló tres etapas en el nuevo plan: epidémica, de recuperación, y de nueva normalidad.

La «Nueva Normalidad» contempla las siguientes medidas que serán aplicadas a partir del 12 de Octubre.

  • Se promoverá un nuevo código y estilo de vida en la sociedad.
  • El uso de las mascarillas será obligatorio en los espacios cerrados.
  • Prohibir la entrada de personas con síntomas de enfermedades contagiosas a centros de trabajo y escuelas.
  • Práctica permanente de desinfección de las manos y las superficies públicas.
  • Se establece una vez a la semana la conferencia de prensa del reporte del ministerio de Salud Pública sobre la Covid-19 en Cuba.
  • El grupo de trabajo del gobierno que evalua la situación epidémica se reunirá Martes y Viernes.
  • Se establece el aislamiento en cuarentena de las personas en sus hogares con exclusiones de casos que ameriten ser ingresados en centros especializados.
  • Mantener la vigilancia epidemiológica en los aeropuertos y puertos marítimos, mediante pruebas PCR.
  • Los viajeros tienen que llenar una declaración de sanidad.
  • Los ciudadanos cubanos residentes permanentes en el exterior se les orienta dirigirse a los consulados para solicitar una extensión de su permanencia fuera del país.
  • Reapertura de todos los servicios del sistema de salud pública.
  • Se suspenden las visitas a los pacientes en el hospital con exclusión del acompañante.
  • Cada provincia contará con un hospital especializado para atender casos de Covid-19.
  • Potenciar el trabajo a distancia, parcial o permanente.
  • Se restablece el transporte público urbano, intermunicipal e interprovincial de gestión estatal y privado.
  • Se restablecen los servicios gastronómicos y demás instituciones recreativas, con especificaciones para clubes, bares y centros nocturnos.
  • Con excepción de la Habana, Ciego de Avila y Sancti Spíritus, todas las demás provincias pasan a la «nueva normalidad».
25160cookie-checkCuba pasará a un «ordenamiento» sin subvenciones y con reunificación monetaria

Deja un comentario