Vistas de página 541 

El dato se dió a conocer en una reciente reunión del Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el vicepresidente Salvador Valdés Mesa, con científicos y expertos que trabajan en temas de soberanía alimentaria y nutricional en el país.

La proyección del programa arrocero cubano hasta el año 2030, estima que el país aporte a partir de la producción nacional, unas 600 000 toneladas, las que representarían el 86 % de la demanda que necesita el país cada año, destinadas al comercio interno, y a beneficios sociales.

Para logralo, se pasará a invertir la matriz de siembra en el cultivo del arroz, de plantar 240 días al año, en campaña de frío y de primavera, irá pasando a hacerlo en mayores números de Noviembre a Febrero, periodo en el que se pueden garantizar, como promedio, 5 toneladas por hectárea.

La meta para el 2021 es sembrar 157 000 hectáreas, con una producción de 692 800 toneladas de arroz cáscara húmedo, que deben dar 346 000 toneladas de arroz para el consumo interno, aún por debajo de las 700 mil toneladas que necesita el país para abarcar toda la demanda.

Según Telce González Morera, director del Instituto de Investigaciones de Granos, el mayor problema de la baja producción radica en «el insuficiente aseguramiento de insumos para la producción agroindustrial de arroz, lo que ha causado que en los dos últimos años el programa haya tenido una disminución en sus compromisos y un desaprovechamiento del potencial genético de las variedades disponibles», destacó.

Gracias a la cooperación entre Cuba y países del Asia cómo Japón y Vietnam, se encuentran en Cuba módulos para la tecnología de trasplante mecanizado, entre ellos: 199 tractores, 46 trasplantadoras autopropulsadas, 41 máquinas sembradoras de bandeja y 42 cosechadoras.

También salió a relucir en el encuentro, que un proyecto con Geocuba, desarrolla tres vuelos con drones en el 100% de las áreas de siembra de cada una de sus empresas, uno de ellos para hacer análisis de población, otro para monitorear plagas y un tercero para hacer un estimado real del rendimiento de los campos, lo cual, según los especialistas, va a ayudar a que las empresas tengan una mejor planificación y logren un programa de cosecha más adecuado.

El arroz representa un alimento estratégico para Cuba, ya que históricamente ha estado presente de forma primiordial en la canasta básica de la población cubana.

17670cookie-checkCuba proyecta producir 600 mil toneladas de arroz para el 2030

Deja un comentario