Vistas de página 2,384 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba reiteró al Departamento de Estado de EEUU, que no le está permitido injerencia en los asuntos internos de la Isla.

Medios de prensa estatales cubanos resaltaron este Sábado la respuesta dada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba al Departamento de Estado de EEUU, por su abierta participación en respaldo al autodenominado «Movimiento San Isidro», una organización no reconocida oficialmente en la Isla, y que reune a un grupo de personas, en buena parte representantes del arte.

El director general de las relaciones con Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, convocó en la noche del Sábado 28 de Noviembre, al Encargado de Negocios de la Embajada de EEUU en Cuba, Timothy Zúñiga-Brown, para ratificarle el principio de que “Cuba no permite a Estados Unidos, ni a estado alguno la injerencia en los asuntos internos del país”, una aclaratoria que pidió trasmitiera al Departamento de Estado estadounidense.

La acción de protesta de dicho Movimiento, en la barriada habanera de San Isidro, donde tiene lugar su sede, por la liberación de un rapero integrante de ese grupo, que fue detendido por la policía, y sobre el cuál pesa un proceso penal, encontró el respaldo tácito de las autoridades norteamericanas, especialmente del actual secretario del Departamento de Estado, Mike Pompeo.

«Instamos al régimen cubano a que cese el hostigamiento a los manifestantes del Movimiento San Isidro y libere al músico Denis Solís, quien fue injustamente sentenciado a ocho meses de prisión. La libertad de expresión es un derecho humano. Estados Unidos apoya al pueblo de Cuba», escribió Pompeo a travé de Twiter, una acción interpretada por las autoridades cubanas como una manifestación de injerencia en sus asuntos internos.

El diplomático cubano le hizo saber al representante de EEUU en Cuba, «que haber acudido en varias oportunidades a San Isidro, donde su Embajada conocía que se desarrollaba un evento de provocación política y social, y prestarse a transportar personalmente y apoyar a quienes estaban violando las normas sanitarias de protección contra la pandemia de Covid-19 constituían graves violaciones de sus funciondes como diplomático y como jefe de misión, una intromisión flagrante y desafiante en los asuntos políticos internos de Cuba y violaciones incontestables de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas».

Según un artículo publicado por el diario ofiacial del Partido Comunista de Cuba, Granma, «el comportamiento burdo y poco profesional de Pompeo y compañía causa estupor y profunda indignación. La actitud injerencista de estos políticos yanquis en apoyo al denominado Movimiento San Isidro es violatoria de las leyes internacionales y de los principios de respeto que deben existir entre dos países vecinos».

Dos noches antes, efectivos policiales y personal médico intervinieron en el local donde se reunían los huelguistas, el pasado 26 de Noviembre, luego de que se confirmó la violación del protocolo de salud para los viajeros internacionales, por parte de un cubano residente en México, nombrado Carlos Manuel Álvarez, declaró en la Aduana que se alojaría en una dirección ajena a su paradero definitivo que fue la sede donde se realizaba dicho «acto de provocación».

El desalojo de esa «huelga de hambre» por motivos sanitarios, provocó que al menos una centena de personas simpatizantes con ese Movimiento, en buena parte exponentes del mundo artístico de la Isla, se reuniera en frente al Ministerio de Cultura de Cuba, para pedir explicaciones a las autoridades de ese organismo sobre los detenidos, que fueron puestos en libertad por ;as autoridades horas más tarde.

El propio presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel, reaccionó a los eventos a través de su cuenta en Twiter, al señalar que «Cuba soberana no acepta injerencias. Algunos se empeñan en protagonizar shows mediáticos contra la Revolución, envenenando y mintiendo en las redes. El pueblo revolucionario cubano dará el combate».

Y luego añadió el presidente cubano en otro Twit que: «Quienes diseñaron la farsa de San Isidro se equivocaron de país, se equivocaron de historia y se equivocaron de cuerpos armados. No admitimos injerencias, provocaciones ni manipulaciones. Nuestro pueblo tiene todo el valor y la moral para sostener una pelea por el corazón de Cuba».

Según Fernández de Cossío, «el gobierno de Cuba tiene pleno conocimiento del involucramiento del gobierno de los Estados Unidos en el financiamiento, la orientación y la incitación a grupos e individuos en Cuba para que desafíen la autoridad del gobierno, tanto por vías pacíficas como por vías violentas… en el esfuerzo insistente pero fracasado en tratar de sumar a esos propósitos a los sectores más representativos de arte la cultura y la intelectualidad en el país”, destacó en su declaración.

Además, el MINREX expone que «Cuba también tiene conocimiento de la poderosa maquinaria que desde Estados Unidos maneja, manipula y acosa en las redes sociales, con un soporte tecnológico y financiero inigualable, en aras de difundir información falsa, incitar al odio, dividir a la población, fomentar el resentimiento y llamar a la ilegalidad»

Y especifica la declaración del gobierno cubano que, «como en el resto del mundo, se tiene en Cuba cabal conocimiento de la trayectoria del gobierno de los Estados Unidos en el derrocamiento de gobiernos legítimos, en la ejecución o promoción de golpes de estado, en el fomento de la inestabilidad social al costo de muertes y sufrimiento”.

Entre tanto, una convocatoria de organizaciones afines al gobierno cubano, se congrearán este Domingo en un parque céntrico de la ciudad de La Habana, para manifestar su apoyo a la revolución y socialismo.

Crea tu blog personal con DreamHost y WordPress!

DreamHost

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

38180cookie-checkCuba responde a provocación en barriada de San Isidro

Deja un comentario