Vistas de página 1,010 

La elección del actual presidente de Cuba al frente de la organización política e ideológica ‘rectora’ de los destinos de la sociedad y el Estado cubanos, es parte del proceso de relevo generacional que se viene dando en la Isla caribeña ante la edad avanzada de los dirigentes que lideraron el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

En el marco de la sesión de clausura del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, celebrado en el Palacio de las Convenciones de La Habana, del 16 al 19 de abril de 2021, el diario estatal Granma publicó los nombres de los elegidos por el cónclave como «nuevos integrantes del Buró Político», 14 en total, y a su vez, los miembros del Secretariado de esa organización partidista.

El propio general de Ejército, Raúl Castro, dió a conocer que su relevo al frente del Comité Central del Partido, como primer secretario, recae sobre el mandatario del país, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quién fue electo este lunes trás haberse realizado la primera reunión plenaria de ese órganismo político.

La elección del actual presidente de Cuba al frente de la organización política e ideológica ‘rectora’ de los destinos de la sociedad y el Estado cubanos, es parte del proceso de relevo generacional que se viene dando en la Isla caribeña ante la edad avanzada de los dirigentes que lideraron el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

De esa manera, el Buró Político del PCC lo integrará 14 personas, de ellos ratificados 9, y se incorporaron 5 nuevos miembros, y cuyos nombres son los siguientes:

  • Juan Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado de la República de Cuba.
  • Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República de Cuba.
  • Roberto Morales Ojeda, vice Primer Ministro.
  • general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
  • Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores.
  • Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba.
  • Teresa María Amarelle Bué, secretaria general de la Dirección Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas.
  • Marta Ayala Ávila, directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.
  • Manuel Marrero Cruz, primer ministro.
  • José Amado Ricardo Guerra, secretario del Consejo de Ministros.
  • Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, presidente Ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial.
  • general de División Lázaro Alberto Álvarez Casas, ministro del Interior.
  • Gladys Martínez Verdecia, primera secretaria del Comité Provincial del Partido en la provincia de Artemisa.

Durante su discurso de clausura del magno evento de los comunistas cubanos, el nuevo primer secretario del Comité Central del PCC, y presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, calificó al 8vo. Congreso de «histórico», destacando que: «al margen de nuestras emociones y sentimientos por la historia viva y el liderazgo de los que hoy traspasan responsabilidades, hay una trascendencia imposible de soslayar», subrayó.

El mandatario cubano resaltó que, «la generación del Centenario del Apóstol, guiada por Fidel y Raúl a lo largo de más de seis intensas décadas, puede declarar hoy con dignidad y orgullo que la Revolución Socialista, que hicieron solo a 90 millas del poderoso imperio, está viva, actuante y firme», aseveró ante el plenario de 300 delegados (en esta ocasión el Congreso tuvo que ser reducido en número de participantes debido a la pandemia global del coronavirus).

«Y esa generación puede decir mucho más, puede afirmar que la Revolución no termina con ella, pues logró formar nuevas generaciones igualmente comprometidas con los ideales de justicia social. Lo que recibimos hoy —refirió— no son cargos y tareas, no es solo la conducción de un país, lo que tenemos delante, desafiándonos continuamente, es una obra heroica descomunal», enfatizó Canel.

Según señaló el recien estrenado primer secretario de la organización ideológica, los caminos de la historia cubana que se ha transitado hasta hoy en la Revolución, «se puede resumir en dos palabras: Pueblo y Unidad; que es decir Partido. Porque el Partido Comunista de Cuba, que nunca ha sido un partido electoral, nació de la unidad de todas las fuerzas políticas con ideales profundamente humanistas, que se habían fogueado en la lucha por cambiar un país desigual e injusto, dependiente de una potencia extranjera», indicó el presidente de Cuba.

«El compañero Raúl, quien ha preparado, conducido y liderado ese proceso de continuidad generacional con tenacidad, sin apego a cargos o responsabilidades, con elevado sentido del deber y momento histórico, con serenidad, madurez y confianza, firmeza revolucionaria, con altruismo, con legitimidad y porque Cuba lo necesita, será consultado sobre las decisiones estratégicas de mayor peso para el destino de la nación cubana», remarcó Díaz-Canel en sus palabras, al tomar relevo del cargo en manos de su antecesor político.

El presidente de Cuba refirió además, ante el retiro del veterano general de Ejército al frente del PCC, que éste «continuará presente porque es un referente para cualquier comunista y revolucionario cubano. Raúl, como cariñosamente le llama nuestro pueblo, es el mejor discípulo de Fidel, pero también ha aportado innumerables valores a la ética revolucionaria, a la labor partidista y al perfeccionamiento del Gobierno«, manifestó.

Por otra parte, el nuevo secretario del Comité Centyral del Partido Comunista de Cuba, abordó el tema de la permanencia del bloqueo económico y financiero establecido por los sucesivos gobiernos de Estados Unidos por más de 60 años, destacando que, ante los que niegan su real capacidad de afectar la economía cubana, las pérdidas económicas para la Isla han sido inumerables, cumpliendo cabalmente su objetivo de obstaculizar el pleno desarrollo de Cuba, a pesar de las propias insuficiencias internas, «sobre lo que hemos abundado bastante», acotó el mandatario cubano.

«El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos a Cuba por más de 60 años, arreciado oportunista y vilmente en los periodos de mayor crisis de las últimas tres décadas, para que el hambre y la miseria provoquen un estallido social que socave la legitimidad de la Revolución, es la más larga afrenta sostenida en el tiempo contra los derechos humanos de un pueblo, y constituye por sus efectos un crimen de lesa humanidad», enfatizó Canel.

El presidente de Cuba también aprovechó la oportunidad, para denunciar que el la actualidad «continúan las campañas de subversión e intoxicación ideológica promovidas por agencias y entidades de los Estados Unidos, dirigidas a desprestigiar a Cuba, a calumniar la Revolución, a tratar de confundir al pueblo, a fomentar el desánimo, la desidia, la inconformidad y las contradicciones internas», subrayó en su discurso de clausrura del Congreso.

En relación con el cumplimiento de las demandas y necesidades del pueblo cubano, el nuevo primer secretario del Partido Comunista de Cuba que, en medio del contexto complejo que enfrenta la nación caribeña actualmente, en parte provocado por el impacto negativo a nivel global de la pandemia del coronavirus, destacó que «ha sido muy difícil resistir y enfrentar la actual situación que ralentiza nuestros pasos hacia la prosperidad deseada».

«No hemos dejado de atender las demandas y necesidades del pueblo, argumentando cada decisión, convocando y emprendiendo procesos con acciones y medidas complejas, pero lo cierto es que no siempre se ha logrado comprensión». «Lo digo sin quejas, en una Revolución auténtica la victoria es el aprendizaje. No marchamos sobre una ruta probada, estamos desafiados a innovar constantemente, cambiando todo lo que deba ser cambiado, sin renunciar a nuestros más firmes principios, sin apartarnos jamás del concepto de Revolución que nos legó el líder invicto de esta proeza, pero libres de ataduras rígidas y conscientes de los posibles equívocos que entraña hacer camino al andar», argumentó el mandatario.

Al evaluar el quinquenio precedente al 8vo. Congreso del PCC, el presidente de Cuba resaltó que el mismo «no exhibe buenos resultados económicos», remarcando que «en ello también influye la ineficiencia e ineficacia en el desempeño de una parte significativa del sistema empresarial y del sector presupuestado». También mencionó Díaz-Canel como causas de ese mal desempeño, fenómenos como: «el exceso de gastos que no resultan imprescindibles; la falta de control de recursos materiales y financieros; y el burocratismo, entre otros males que lastran el desarrollo económico, y cuya solución depende de nosotros», subrayó.

Al mismo tiempo, destacó el nuevo primer secretario del Partido Comunista de Cuba, que «la economía ha mostrado capacidad de resistencia, posibilitando preservar las conquistas sociales, sin renunciar a los objetivos de desarrollo previstos, así como la ayuda solidaria a otros pueblos», indicó.

Señaló el mandatario cubano que, «para superar la crisis es necesario dinamizar el proceso de actualización del modelo económico y social, y la implementación de la Estrategia y del Plan de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, combinando flexiblemente la relación entre la necesaria planificación, la descentralización y la autonomía indispensable para el desarrollo territorial, con la participación de todos los actores económicos, incluyendo a la empresa estatal, las micro, pequeñas y medianas empresas y las cooperativas».

Miguel Díaz-Canel señaló frente al plenario de los comunistas cubanos, que «no es posible imaginar este momento sin la labor de la vanguardia política, pero nuestra organización está urgida de cambios en su estilo de trabajo, más acordes con esta época y sus desafíos. El Partido Comunista de Cuba continuará en el reconocimiento y la defensa de nuestras esencias: la independencia, la soberanía, la democracia socialista, la paz, la eficiencia económica, la seguridad y las conquistas de justicia social, el socialismo».

En ese sentido, aseveró el presidente de Cuba, que a esas anheladas conquistas estará la suma de «la lucha por una prosperidad que abarque desde la alimentación hasta la recreación, que incluya el desarrollo científico, una riqueza espiritual superior, el bienestar y que empodere el diseño de lo funcional y lo bello».

Entre otros temas puntualizados por el nuevo líder de los comunistas cubanos, Canel manifestó que «vale la pena defender el Socialismo porque es la respuesta a la necesidad de un mundo más justo, equitativo, equilibrado e inclusivo, es la posibilidad real de diseñar con inteligencia y sensibilidad un espacio donde caben todos y no solo en los discursos, que apunta como ningún otro sistema a completar el afán martiano de conquistar toda la justicia», remarcó el mandatario de Cuba.

De igual manera, indicó el presidente que la ‘unidad’ es la principal fuerza para lograr esos propósitos, «la unidad, todo lo que nos une: los sueños, las preocupaciones, pero también las angustias ante peligros comunes». «Defenderemos esa unidad, sin discriminar, sin dar espacios a prejuicios, dogmas o encasillamientos que dividen a las personas», resaltó Canel.

59880cookie-checkDíaz-Canel es elegido nuevo primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba

Un comentario sobre “Díaz-Canel es elegido nuevo primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba”

Deja un comentario