Vistas de página 727 

Además el gobierno de Donald Trump estaría planificando desplazar misiles en la región Asia-Pacífico, afirma embajador ruso en Washington, Anatoli Antónov.

El gobierno estadounidense rechazó este Viernes una propuesta hecha por Rusia de extender incondicionalmente el tratado Start III al menos por un año.

La propuesta fue realizada personalmente por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, de extender sin condiciones y al menos durante un año el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas entre ambos países, más conocido como START III, que tiene fecha de expiración en Febrero del 2021.

En declaraciones al programa «Gran Juego» de la cadena televisiva rusa Pervy Kanal, el diplomático ruso enfatizó que «el Gobierno de Trump está tratando de distorsionar de forma deliberada las razones del rechazo por parte de Rusia de las propuestas de Washington sobre el tratado«.

«Ayer, en el espacio informativo de EE.UU. hubo dos ‘bombas’. La primera fue cuando el mundo escuchó que Vladímir Putin estaba dando un paso más hacia los estadounidenses, tratando de salvar el control de armas. Y la segunda, cuando los estadounidenses, definitivamente sin ningún análisis serio, simplemente rechazaron la propuesta», indicó Antónov.

Para el embajador ruso en Estados Unidos, «la Administración Trump tomó esta decisión sin someter la propuesta rusa a ningún análisis serio», resaltó en su entrevista.

De igual forma, durante las recientes conversaciones celebradas por parte de EEUU con la parte rusa, el país norteamericano confirmó su intención de desplegar misiles estadounidenses en la región de Asia-Pacífico, lo que ha sido concebido como una amenaza estratégica para Rusia.

Para el embajador ruso en Washington, Anatoli Antónov, «El hecho es que si se despliegan misiles estadounidenses en la región de Asia-Pacífico -y ayer se me confirmó una vez más que se desplegarían tales misiles-, entonces el alcance de estos misiles llega a la Federación de Rusia y afecta a objetivos estratégicos de disuasión nuclear».

Estados Unidos por su parte considera que más armas rusas deben ser incluidas en el tratado, y por demás, China debería formar parte del mismo, propuestas calificadas por Moscú de «inapcetables» bajo una condición de ultimátum.

Para Rusia, prorrogar el Tratado por un año y sin condiciones permitiría llevar a cabo «negociaciones significativas sobre todos los parámetros»., sin embargo, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, indicó que la propuesta del presidente ruso de extender el acuerdo sin congelar las ojivas nucleares era «un mal comienzo».

El Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III), se firmó en el año 2010, y es el único tratado vigente de reducción de armas entre Rusia y Estados Unidos, que contempla el monitoreo mutuo de los arsenales nucleares por parte de ambos países.

Se estima que una guerra nuclear entre ambas potencias podría desencadenar la pérdida de al menos 34 millones de personas en pocas horas.

Para Anatoli Antónov, «es triste que Estados Unidos esté tratando de poner todo patas arriba, tratando de mostrar todo como si Rusia quisiera destruirlo todo», expresó el embajador ruso en Washington.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

27700cookie-checkEn peligro tratado de reducción de armas Start III

Deja un comentario