Vistas de página 337 

La candidata presidencial de Fuerza Popular está acusada por actividades de corrupción por medio de lavado de activos.

En Perú, la Fiscalía de ese país latinoamericano pidió este jueves, 11 de febrero, unos 30 años y 10 meses de prisión de libertad para Keiko Fujimori, huja del exmandatario Alberto Fujimori, y candidata presidencial por el partido de derecha Fuerza Popular (FP), por los presuntos delitos de lavado de activos, obstrucción a la Justicia y falsa declaración.

El fiscal peruano José Domingo Pérez, del equipo especial de investigación sobre el cvaso «Lava Jato», presentó la acusación contra Fujimori y otras 41 personas por las mismas acusaciones, y que en su mayoría son dirigentes de Fuerza Popular.

En el documento, que consta de más de 15.000 páginas, se incluye también la solicitud de privación de libertad de 22 años y 8 meses para Mark Vito Villanella, de ciudadanía estadounidense, empresario inmobiliario y esposo de Keiko Fujimori, y del cuál las investigaciones arrojan que su compañía de Bienes Raíces MVV habría colaborado directamente en las operaciones de lavado de dinero en el Perú.

Por medio de la investigación judicial, Fujimori está siendo acusada de recibir sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht con la fiunalidad de sufragar sus campañas electorales de 2011 y 2016, a cambio de favores económicos en el Perú una vez asumido el cargo de presidente tras una supuesta victoria electoral.

De llegar a ser sometida a jucio y demostrarse su culpabilidad en esos hechos, un dictamen judicial podría determinar la disolución del partido Fuerza Popular, al ser catalogado como una «organización criminal».

«Estamos ante una organización criminal y hemos presentado los cargos para que el Poder Judicial los evalúe», destacó a la prensa local, el fiscal Domingo Pérez. 

En reacción, Keiko, cuyo padre estuvo al frente del gobierno peruano, y también fue acusado y procesado por corrupción, declaró a través de Twiter que «por más que un fiscal quiera ahora meterse en la recta final de la primera vuelta, yo seguiré enfrentando esta persecución y avanzando con energía para que juntos podamos superar esta emergencia sanitaria y económica»

«Toda la investigación que se ha realizado es una acción indebida del fiscal que quiere inmiscuirse en la campaña a un mes de las elecciones. Pedimos a la población que no se deje engañar por este show mediático», destacó la candidata presidencial, afirmando ser una «víctima de perssecución judicial».

55910cookie-checkFiscalía de Perú más de 30 años de cárcel para Fujimori

Deja un comentario