Vistas de página 387 

Los partidos independentistas mantienen la mayoría de escaños parlamentarios a pesar de la victoria de los socialistas en el porciento de votos.

Este domingo 14 de febrero se celebraron en Cataluña las quintas elecciones al Parlamento de esa región autónoma española en diez años, y para la cuál, unos 5 millones de catalanes tuvieron la oportunidad de ejercer su derecho al voto para elegir a los 135 diputados del Legislativo.

Según los resultados con el 99% escrutado de los votos, los partidos independentistas mantienen la mayoría de escaños en en el Parlamento de Cataluña a pesar de la victoria de los socialistas del PSC, liderados por el exministro de Sanidad de España, Salvador Illa, en cuanto a porcentaje de votos del electorado catalán.

El PSC lidera el recuento de las papeletas en estas elecciones al Parlamento autonómico de Cataluña con el 23% de los votos, recavando hasta el momento 33 asientos de diputados. Sin embargo, ubicado muy cerca con el 21% de los votos, la Esquerra Republicana, encabezada por Pere Aragonès, obtendría la mayoría absoluta para gobernar un nuevo período, ya que en el reparto de escaños los socialistas saldrían perdiendo con igual número de asientos en el Legislativo frente a la Esquerra, ambas formaciones políticas alcanzaron 33 escaños cada una.

«Cataluña ha hecho historia por primera vez, el independentismo supera el 50% de votos y el país inicia una nueva etapa. Tenemos una fuerza inmensa para conseguir la amnistía y la autodeterminación, el referéndum y la República catalana», manifestó a la prensa Pere Aragonès.

En ese orden, la tercera posición reside en JuntsxCat, liderado por Laura Borràs, alcanzando un 20,5% de los votos, obteniendo entre los 30-33 escaños en el Parlamento catalán. En Comú Podem recibe el 6,0%, mientras que la CUP se ubica en la cuarta posición con el 5,4% de los sufragios. 

Los últimos lugares en la simpatía de los votantes fueron para el partido de ultraderecha Vox, con un 5,9% logra 11 escaños, y el Partido Popular quedaría con un 4,6% de los votos de los catalanes.

La suma de escaños de las formaciones partidarias de la independencia de Cataluña llega a 74 diputados, superando la mayoría parlamentaria de 68 requeridos, con lo cuál los nacionalistas tienen ante sí la oportunidad de conformar la continuidad de su gobierno.

Luego de estas elecciones, el Parlamento regional autónomo de Cataluña celebrará dentro de 20 días su primera votación para elegir al nuevo presidente de la Generalitat (sede del Ejecutivo), en un proceso que deberá terminar el 26 de marzo próximo.

La formación política ‘Ciudadanos’, ha sido el gran perdedor de los comicios parlamentarios en Cataluña, que ha pasado de ser la formación más votada en el año 2017, cuando consiguió 36 escaños, a ser una fuerza política de caracter minoritario con solo 6 escaños en esta ocasión.

En cuanto a la participación del electorado en estas elecciones, se ha observado una marcada diferencia en comparación con los comicios, celebrados en 2017, reflejándose un descenso considerable en la asistencia a las urnas, mientras que en las anteriores parlamentarias votó más del 68,26 % del censo electoral en la región autónoma, en esta ocasión se registró solamente la participación del 45,72 % del electorado.

52460cookie-checkLa izquierda catalana sale fortalecida en las parlamentarias

Deja un comentario