Vistas de página 407 

La profundización de la crisis económica dentro de Cuba, debido a la pandemia global del coronavirus, ha hecho que las autoridades en el gobierno enfoquen los esfuerzos necesarios para desarrollar en el país la producción agropecuaria.

Durante años se ha venido acumulando una negativa práctica de importación en una amplia area de productos e insumos que muy convenientemente se pueden producir por parte del campesinado cubano, sin embargo, a tenido influencia en esa baja de la producción, elementos burocráticos y una cocepción de las relaciones compra-distribución y venta, que no se corresponden con las necesidades actuales de los cubanos.

Por supuesto que el bloqueo económico estadounidense ejerce una mella considerable en el adecuado desarrollo de Cuba, sin embargo, no es menos cierto que la sociedad cubana, principalmente en posiciones de decisión, en muchas ocasiones el bloqueo externo ha representado una barrera psicológica para adoptar iniciativas propias que destraben todo el aparato que representa un freno para el plenomdesarrollo de las fuerzas productivas.

El presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel ha reiterado en varias ocasiones sobre la necesidad de vincular la ciencia con la producción de alimentos, también se ejecuta un plan alternativo para la distribución de lo producido en el campo, más allá de la ineficiencia de ACOPIO, y que sea gestionado a nivel local.

12420cookie-checkLa producción nacional de alimentos es prioridad