Vistas de página 374 

Implantes de retina desarrollados en Suiza abrirían las puertas a la visión artificial mediante el uso de electrodos que estimulan las células de la retina.

En Suiza, investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), aseguran haber logrado el desarrollo de un implante de retina que contiene alrededor de 10.500 electrodos con lo cuál se pretende solucionar la condición de la ceguera para muchas personas en el mundo por medio de la visión artificia.

En un estudio publicado recientemente por la revista «Communication Materials», se destaca que el grupo de especialistas suizos ha estado trabajando desde el año 2015 en el desarrollo de un implante de retina que estaría complementado con el uso de unas gafas externas para alcanzar un óptimo funcionamiento.

«Nuestro sistema está diseñado para brindar a las personas ciegas una forma de visión artificial mediante el uso de electrodos que estimulan las células de la retina», afirmó en el reporte Diego Ghezzi, quién es especialista en neuroingeniería.

Según el procedimiento, el implante debe conectarse de manera inalámbrica a un sistema informático ubicado en la montura de unas gafas, y a partir de lo cuál, una cámara fijada al armazón envíaría señales al implante de retina, provocando que sus electrodos se iluminen en consecuencia.

«Nuestras simulaciones demostraron que el número de electrodos elegido funciona bien. Utilizar más no aportaría ninguna ventaja real a los pacientes en términos de nitidez», indican los creadores en el estudio.

En ese orden, como resultado los conductores eléctricos estimularían la retina hasta el punto que la persona es capaz de alcanzar a ver una versión simplificada en blanco y negro de la imagen proyectada.

Ghezzi remarcó que, cada usuario al hacer uso de esta tecnología deberá aprender a interpretar los múltiples puntos de luz que recibe para de esa forma poder distinguir formas y objetos, señalando que ello sería como «mirar las estrellas en el cielo nocturno, puedes aprender a reconocer constelaciones específicas. Los pacientes ciegos verían algo similar con nuestro sistema», expolicó el investigador suizo.

La prótesis de polyretina de alta densidad contiene 10.498 pixeles fotovoltaicos, mide aproximadamente un centímetro de ancho y tiene la forma de una lentilla. Según sus desarrolladores, esta tecnología funcionó de acuerdo a sus expectativas en modelos de realidad virtual, asegurando que al momento está lista para iniciar los ensayos clínicos, una vez concluya el proceso de obtener la autorización médica pertinente para dar inicio a su uso en los seres humanos.

55260cookie-checkLa tecnología también quiere dar esperanza a los ciegos

Deja un comentario