Vistas de página 276 

El alza de los precios en los mercados estatales y privados sigue siendo una preocupación para la población cubana.

Desde que el primero de enero de este año dió por iniciado el proceso de ordenamiento monetario y cambiario en el país, el previsible alza de los precios de los productos, tanto en el mercado estatal como el privado, sigue siendo motivo de preocupación para la población cubana, a pesar del incremento considerable de los salarios y pensiones en comparación con el estadió que estos permanecieron durante décadas.

La viceministra del Ministerio cubano de Finanzas y Precios, Lourdes Rodríguez Ruiz, indicó en inormación brindaad a la prensa nacional, que las inspecciones al comercio minorista, tanto del sector estatal como no estatal, sumaban 52 000 en todo el país, detectandose un 47 % de índice de iregularidades.

Según manifestó la funcionaria, por medio de esas acciones del Ministerio, se habían retirado las licencias de trabajo por cuenta propia a más de 600 personas involucradas en alteración de los precios, y a unos 750 decomisos de mercancías.

Dertalló Rodríguez Ruiz, que el control ministerial sobre este particular no es asunto que tome tregua, destancando la creación del Grupo de Inspección Superior del Estado al control de los precios, el cuál está constituido por «indicación de la máxima dirección del país», y compuesto por representantes de los ministerios de Finanzas y Precios, Comercio Interior, Trabajo y Seguridad Social, así como de la Fiscalía General, la Policía y el Ministerio del Interior.

La viceministra resaltó a la prensa que ese Grupo, habría visitado unos 27 objetivos económicos, del sector estatal y privado, los cuáles estarían distribuidos en 6 provincias de Cuba: Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Matanzas y Cienfuegos.

Entre los objetivos principales de este Grupo integral de inspección, destaca el «chequear los precios aplicados en cada uno de los territorios, evaluar el control que ejercen las autoridades locales al respecto, y monitorear la opinión de la población sobre estos temas», indicó por su parte, María Josefa Pérez Machado, directora de Inspección del Ministerio de Finanzas y Precios cubano.

Destacó Pérez Machado, que «en el 78 % de los objetivos inspeccionados se detectaron violaciones, relacionadas, fundamentalmente, con los precios y el peso, productos en almacén no representados en áreas de ventas, acaparamiento, oferta de surtidos con mala calidad, unido al expendio ilegal de mercancías y al ejercicio de actividades del trabajo por cuenta propia sin autorizaciones», destacó el diario estatal cubano Granma.

El Decreto 30, sobre las contravenciones personales, sanciones, medidas y procedimientos a aplicar por la violación de las normas que rigen la política de precios y tarifas, que fue publicado en la Gaceta Oficial No. 8 Extraordinaria, de 29 de enero de 2021, resalta como objetivo principal el de enfrentar las indisciplinas y el descontrol, así como incrementar el rigor de lo dispuesto en torno a los precios.

El decreto en cuestión tiene caracter obligatorio de aplicación para las personas naturales relacionadas con la comercialización de bienes y servicios, de forma mayorista o minorista, en tanto, define cuáles son los precios abusivos y especulativos, y al mismo tiempo establece la cantidad a pagar ante cada infracción, y determina además las autoridades facultadas para imponer las sanciones.

El Decreto 30 concepatualiza los términos «precio abusivo» y precio especulativo» de la siguiente manera:

Precio abusivo: aquel cuyo crecimiento esté por encima de un rango razonable, en comparación con productos similares o dentro de la misma familia de productos, y que busca un nivel de utilidad o ganancia desmedida.

Precio especulativo: el fijado a productos, principalmente de primera necesidad, superior al establecido por la autoridad competente, vinculado a operaciones de recompra, reventa o ambas, con el objetivo de obtener ganancias.

51550cookie-checkLas autoridades no ceden ante precios especulativos

Deja un comentario