Vistas de página 2,593 

Según Alejandro Gil, la decisión de abrir mercados en divisas convertibles responde a una necesidad de mantener «vitalidad de la economía» cubana.

En Ministro de Economía y Planificación de Cuba, Alejandro Gil Fernández, participó este Jueves durante el espacio televisivo, Mesa Redonda, para exponer, según él las razones por las cuáles el gobierno cubano decidió abrir tiendas que operan únicamente en monedas libremente conbvertible (MLC), en medio de una crisis económica, reforzada por la actual pandemia global del coronavirus.

Alejandro Gil comenzó su intervención haciendo un repaso de «la tensa situación económica vivida por el país, sobre todo desde el segundo semestre de 2019», debido principalmente a factores como: «el arreciamiento del bloqueo económico, la persecución financiera, la crisis de combustibles, la suspensión de la actividad de cruceros»., entre otras medidas adoptadas por el actual Gobierno de EEUU.

Según expuso el ministro de Economía cubano, esas medidas norteamericanas están encaminadas a cortar la entrada de divisas y asfixiar la economía nacional. e indicó que, en ese año 2019, los costos del bloqueo superaron los 5 000 millones de dólares.

Como ya se había indicado el mismo día en que se anunció este tipo de medida en el ámbito comercial, el titular de Economía de Cuba reclacó que, en medio de la actual coyuntura económica que vive el país, el gobierno cubano «aprobó la apertura de la red de tiendas en MLC, con el propósito de dar respuesta a la demanda solvente de un segmento del mercado, y así captar las divisas que salían del país y reorientarlas hacia el desarrollo de la economía».

Alejandro Gil manifestó que la pandemia de la Covid-19, «nos condujo a un escenario totalmente excepcional: cierre de fronteras, paralización de una parte importante de la actividad productiva, incremento considerable de los gastos de Salud y paralización en muchos casos de las actividades del sector no estatal. Además, se multiplicó por cero el turismo», principal fuente de ingresos económicos para Cuba al día de hoy.

Para el funcionario cubano, las tiendas MLC representan una decisión «no ideal», ya que evidentemente refuerzan la diferenciación clasista dentro de la Isla, cuando se sabe que muy pocos cubanos reciben remesas desde el exterior y son capaces de solventar el costo de esas mercancias preferenciales, en comparación con el resto de la población cubana, que en su mayoría labora en el sector estatal y recibe su salario en el devaluado peso cubano, la moneda nacional.

Según el ministro, ese tipo de comercio «es la que más se ajusta al contexto actual», e indicó que se puso en práctica «para salvar lo que tenemos y que nos ha permitido captar divisas«, remarcó Gil.

«Podíamos haber respondido de distintas maneras», destacó el funcionario cubano, haciendo refrencia a otras medidas de choque como lo son: «con más desabastecimiento, subida de precios, apagones», sin embargo, dijo, «esas no fueron las respuestas que buscamos, pues la estrategia es encontrar soluciones que beneficien a la mayoría de la población».

Ajejandro Gil preguntó a la audiencia de la Mesa Redonda que, sí no se hubiera adoptado el mercado en MLC, «¿cómo hubiéramos podido financiar entonces los recursos que le hacen falta al país para mantener, aunque sea en un nivel mínimo, las ofertas en las tiendas en moneda nacional? ¿Cómo se financiarían los gastos de electricidad y de medicamentos? ¿Cómo pudiéramos gastar más de cien millones de dólares en la COVID? ¿Cuántos PCR hacemos? ¿Cuánto cuesta? ¿A qué cubano se le cobra?», resaltó.

El también vice-primer ministro cubano, expuso los tres objetivos primordiales de la modalidad MLC, que según él persigue:

  • dar un nivel de oferta, aunque sabemos que no es para todos.
  • captar divisas, buscando sustituir los ingresos que reportaban los rubros exportables del país y, especialmente, el turismo.
  • redistribuir esas divisas al resto de la economía.

En términos objetivos, Cuba importa en alimentos y productos de primera necesidad como el aseo y productos de higiene, más de lo que produce, un lastre económico que se ha sostenido a través del tiempo por diversas razones que han impactado negativamente en la producctividad nacional, algo de lo cuál el gobierno ha tomado conciencia, adoptando recien este año una Nueva Estrategia Económica, que incluye diversas áreas.

Según estableció en su intervención Gil Fernández, «la estrategia no es vender en dólares, sino producir más, ser más eficientes y tener mayor control de los recursos», manifestó.

Crea tu blog personal con DreamHost y WordPress!

DreamHost

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

39420cookie-checkMinistro de Economía justifica tiendas MLC

Deja un comentario