Vistas de página 1,623 

En 2010 Juán Carlos I sirvió de enlace entre su sobrino y Emiratos Árabes Unidos para favorecer inversiones de entidades españolas a través de un fondo de capital de riesgo.

Juán Carlos I de Borbón, rey emérito de la corona española, suma ahora otro escándalo a la lista que está bajo investigación en su contra por el cuúl se ve envuelto en presuntas actividades de corrupción que tienen como hilo conductor a regímenes del Medio Oriente.

Según reveló este Lunes en un reporte el diario español «El Confidencial», el rey emérito de España habría ayudado a sus sobrinos, Bruno Gómez-Acebo, a poner en marcha un fondo de capital de riesgo a fin de favorecer inversiones de compañías españolas en los Emiratos Árabes Unidos, por ese gesto, se devela ahora una carta enviada por el hijo de la infanta Pilar de Borbón a su tío en 2010, como muestra de gradecimiento, y mediante la cuál le pide realizar nuevas gestiones.

Gómez-Acebo creó en 2009 una sociedad, bajo la sombra del fondo de capital de riesgo Gala Fund Management, a fin de captar y gestionar dinero de empresas nacionales interesadas en entrar en el mercado de las infraestructuras en el golfo Pérsico, que llamó Fondo de Infraestructuras España-Emiratos.

En su misiva, el sobrino del rey emérito pide tener acceso directo a las principales autoridades de Emiratos Arabes Unidos, ya que el antiguo monarca ha sostenido una histórica relación estrecha tanto con EAU como con la monarquía de Arabia Saudita.

«Querido tío, me alegra mucho verte en forma después del susto, ahora toca cuidarse y tomárselo con calma», escribe Gómez-Acebo al rey emérito español, añadiendo que «Desde hace un año y medio trabajo en un fondo de inversión que se llama Gala Fund Management (…) La idea inicial de Gala era de crear un fondo para aglutinar inversión de la zona del Golfo en España»«Me propuso crear una plataforma para animar a las grandes empresas de infraestructuras de España a participar en el proyecto de país que tienen ahí (…) Le propuse a la señora embajadora (de Emiratos Árabes en Madrid) crear un vehículo común para todas estas compañías, para que se sintieran más arropadas, y le pareció buena idea, de forma que creamos Suaeif (Spain-UAE Infraestructure Fund)».

Sin embargo, ni desde los emiratos ni desde las empresas españolas involucradas en esa intención se concretaba nada, en tanto, las empresas con las que contaba el fondo creado por el sobrino del rey emérito, dígase Abengoa, Acciona, ACS, Adif, Enagás, Endesa, FCC, Ferrovial, Gamesa, Grupo Villar Mir, Iberdrola, OHL, Renfe, Repsol, Talgo y Técnicas Reunidas, y otras más, no se atrevían a firmar ningún acuerdo, hasta tanto Juán Carlos I o su hijo Felipe VI no ejercieran una directa influencia.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

 «Creemos que el papel de España en la zona está muy por debajo de nuestras capacidades, históricas y económicas, y desde la visita de Felipe en enero pasado, no paran de preguntarme cuándo va a volver, él, o incluso tú. Porque me consta el fuerte cariño que tienen a nuestro país, y a la familia real, y creo que vuestros últimos viajes por la zona han dejado un poso que no debemos dejar enfriar», remarcó en su carta enviada al rey Gómez-Acebo.

 «Llegados a este punto y para estos proyectos, tu ayuda nos vendría fenomenal, ya que las cosas en esta parte del mundo funcionan así», indicó al finalizar su misiva el sobrino del rey Juán Carlos I de Borbón.

Desde la organización política «Podemos» reaccionaron a la revelación de la carta sobre Juán Carlos indicando en una publicación a través de Twiter que: «El rey no se limitaba a llenarse los bolsillos. Según se publica hoy, cuidaba de los negocios de su familia y ayudó a su sobrino a lanzar un fondo de cientos de millones de euros en Emiratos Árabes», y añaden que «Desgraciadamente 2021 no será un año sin escándalos en la jefatura del Estado».

Mediante esas negociaciones opacas, el sobrino de Juán Carlos I pretendía atraer grandes inversiones hacia la zona, activos cuyo valor oscilaban entre 700 y 1.500 millones de dólares (unos 550 y 1.150 millones de euros) que supuestamente serían destinarían a financiar obras hidráulicas, medioambientales, sanitarias, educativas, energéticas y del transporte.

El texto compartido por El Conficdencial revela que como resultado, el beneficio anual de ese negocio estaría en el 15%, y los socios de Gómez-Acebo cobrarían un 1,75% por «compromisos acumulados».

No obstante, a pesar de la intervención directa del rey emérito para acometer el pedido de su sobrino, el fondo de capital de riesgo fracasó, ya que la coyuntura económica de España y la de Emiratos Árabes Unidos atravesaban una fuerte crisis, en el caso árabe reforzada con una fuerte caída del precio del petróleo, lo cuál no fueron factores favorables para la ejecución de ese plan encubierto, y en 2012 Gómez-Acebo abandonó la operación.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

Actualmente el rey emérito se encuentra bajo investigación por parte de las fiscalías de España y de Suiza por su presunta vinculación con cuentas millonarias que habría recibido desde Arabia Saudita como pago a su influencia desde la jefatura del Gobierno español para favorecer la construcción del Ave(tern de alta velocidad) entre la Meca y Melilla, y otras irregularidades de reportes de ingresos al fisco.

Quieres crear tu blog personal o página web, con Dreamhost y WordPress puedes hacer ese sueño realidad, comienza ahora!

DreamHost
45630cookie-checkOtro escándalo para el rey emérito español

4 comentarios en “Otro escándalo para el rey emérito español”

Deja un comentario