Vistas de página 346 

«Otro de los daños que provoca la corrupción en República Dominicana es que el Estado no es capaz de invertir en grandes industrias que frenen las importaciones, al producir poco y depender de mercados externos, lo que causa una inestabilidad social que afecta a toda la población», revela un analista dominicano.

El 24 de abril pasado, la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) en República Dominicana efectuó un operativo que fue identificado como ‘Operación Coral‘, y en el cuál fueron involucrados oficiales y miembros activos del Ejército, la Armada Dominicana y la Policía Nacional.

El mayor general Adán Cáceres, director del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep) durante el Gobierno del presidente Danilo Medina (2012-2020), se encuentra entre las personas acusadas de cometer delictos de corrupción en el país caribeño, también el coronel de la Policía Nacional, Rafael Núñez de Aza, exdirector financiero del Cusep y del Cuerpo Especializado Seguridad Turística, también durante el mandato del expresidente Medina.

Además, fueron acusados Rossy Guzmán, una pastora cristiana y su hijo Tanner Flete, miembro de la policía, el mayor del ejército Raúl Girón Jiménez, y Erick Pereyra Núñez, también miembro de la Policía Nacional y sobrino del coronel Núñez de Aza, señalado como testaferro en varias empresas de su tío, indicaron medios loca;les.

«Estas personas utilizaron militares y policías que se prestaron para hacer millonarias transacciones sin justificación de la procedencia de los recursos, ya que realmente eran fondos distraídos del patrimonio público, a través de instituciones castrenses y otras organizaciones», destaca en un comunicado el Ministerio Público.

Por otra parte, indica la nota, «los involucrados se constituyeron en una organización criminal que realizó cientos de operaciones ilícitas en el periodo comprendido entre agosto del 2012 a agosto del 2020, y en la actualidad continuaban haciendo operaciones en instituciones del Estados a través de la colocación estratégica de personas que pertenecen a la red que le responden no solo en acciones de distracción y no menos graves, maniobrando para evitar que evidencias importantes para las investigaciones que realiza el Ministerio Publico lleguen a sus manos», detalla la acusación.

En entrevista para el medio de prensa ruso Sputnik, José Manuel Castillo, periodista y activista comunitario dominicano, denunció que «los corruptos han convertido a República Dominicana en un paraíso para delinquir», resaltando que «la corrupción en República Dominicana es un mal que nos arropa por décadas. Gobiernos tras gobiernos, se repiten hechos de corrupción y uno tapa al otro, o sea que la impunidad ha reinado en nuestro país», acotó el experto.

Castillo, que se desempeña como analista político del programa radial ‘Lo dice el pueblo‘, que se transmite desde la ciudad de Santiago de los Caballeros, al norte de Dominicana, comentó al periódico ruso que «los 8 años del Gobierno de Medina estuvieron marcados por la corrupción y la impunidad, al que se le enfrentó el movimiento Marcha Verde, donde muchos sectores sociales se unieron para exigir justicia y llevaron a la derrota electoral del Partido de la Liberación Dominicana, aunque muchos casos de corrupción de esa administración quedaron impunes».

Según remarcó el experto, «este flagelo no nos permite tener logros ni alcanzar metas. Hablamos mucho de las Metas del Milenio (acordadas por la ONU), pero nada de eso pudimos alcanzar. Tenemos un sistema de Salud Pública débil, y es a causa de la corrupción que tenemos hospitales que ni siquiera tienen equipamiento para realizar estudios diagnósticos, ni se apoya la ciencia médica, porque los corruptos nos quitan la posibilidad de invertir», enfatizó Castillo.

Agregó el analista, que «la corrupción impacta severamente en la canasta básica de alimentos. Hemos visto que en los últimos meses, los precios de los productos de primera necesidad han aumentado», señaló el conductor radial.

«Otro de los daños que provoca la corrupción en República Dominicana es que el Estado no es capaz de invertir en grandes industrias que frenen las importaciones, al producir poco y depender de mercados externos, lo que causa una inestabilidad social que afecta a toda la población», manifestó Castillo.

Como parte de su campaña electoral que lo llevó a la victoria en las presidenciales de ese país en 2020, el actual mandatario dominicano Luis Abinader, prometió que su Gobierno combatiría la corrupción imperante en República Dominicana, un estigma de la corrupción administrativa en el país caribeño, y que la Procuraduría General de la República se propuso desatar una ‘lucha anticorrupción’.

60740cookie-checkRepública Dominicana, un paraíso de la corrupción en el mar Caribe

Deja un comentario