Vistas de página 1,033 

Un impeachment promovido por la oposición a su gobierno en el Congreso brasileño la apartó del poder en 2016.

En su intervención en el V encuentro del Grupo de Puebla, que reune a varios exmandatarios latinoamericanos, la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, lanzó críticas directas contra el neoliberalismo, la desigualdad en el acceso a las vacunas para enfrentar la Covid-19, y al mismo tiempo instó a que los países latinoamericanos desarrollen sus relacione con China, y no se enfoquen solamente con la Unión Europea.

Rousseff, que en 2016 sufrió un impeachment promovido por la oposición a su gobierno en el Congreso brasileño, que la apartó del poder, manifestó a los asistentes al debate virtual, que la democracia de Brasil está «totalmente corrompida».

«La democracia brasileña está totalmente corrompida», destacó la mandataria, quién además indicó que el actual presidente de su país, Jair Bolsonaro, no es el único que tiene la culpa en ese proceso, ya que él mismo es «producto de la corrosión» del sistema.

Según Dilma Rousseff, en Brasil el punto de inicio de toda esaa degradación de la democracia se encuentra en «el juicio a adversarios políticos», tomamdo como referencia el propio golpe al proceso judicial al que fueron sometidos tanto el expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva, quién gobernó desde el año 2003 al 2011, como el impeachment político al que fue sometida en el 2016.

Quieres crear tu blog personal o página web, con Dreamhost y WordPress puedes hacer ese sueño realidad, comienza ahora!

DreamHost

En ese sentido, la expresidenta solicitó en sus palabras a sus homólogos en el Grupo de Puebla corregir el manifiesto inicial en el que se habla de «golpes blandos» en América Latina, cuando subrayó que el hecho de «que no haya tanques en la calle, invasión de domicilios, cierre del Congreso Nacional y tortura explícita no significa ningún tipo de blandura», enfatizó Rousseff.

Una declaración reciente del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) brasileño, del cuál Rousseff y Lula han sido figuras representativas, manifestó que «pasados cuatro años, Brasil está sumido en el caos social, económico, político e institucional; el desdoblamiento del golpe nos llevó al Gobierno de Bolsonaro, que apuesta por destruir el Estado nacional y transformar Brasil en una colonia agro-exportadora».

El PT califica al «Gobierno de ultraderecha de Bolsonaro«, «en última instancia, el producto final del golpe de Estado», y resalta en su comunicado que  quiénes estuvieron detrás de los procesos políticos y judiciales contra Lula y Dilma Rousseff, lo hicieron motivados por «intereses golpistas» enfilados contra la petrolera estatal Petrobras, congelando las inversiones públicas que desarrollo el gobierno de izquierda en el país durante 20 años, perjudicando los derechos conquistados de los trabajadores, en materia de reformas laboral y de pensiones.

Disponibles en Amazon a buenos precios, no pierdas la oportunidad de cómprar ahora!

Con la llegada de la presidencia de Jair Bolsonaro a Brasil, el país latinoamericano experimentó en su sociedad profundos cambios políticos e ideológicos, en principio, partió de un ciclo de centroizquierda liderado por el PT, y que había atraído las simpatías en la región y otras partes del mundo, y que a su vez fue considerado socialmente exitoso.

Sin embargo, Bolsonaro ubicó al Gobierno brasileño en la extrema derecha, adentrándose en un concepto de negacionismo climático, conjugado con el negacionismo de los efectos negativos de la actual pandemia global del coronavirus, y erigiéndose en paladín en la lucha continental contra toda manifestción de «socialismo» y «comunismo».

50210cookie-checkRousseff: democracia de Brasil está «totalmente corrompida»

4 comentarios en “Rousseff: democracia de Brasil está «totalmente corrompida»”

Deja un comentario