Vistas de página 594 

Según indican expertos, la parte ucraniana en el diálogo está iniciando una vez más un intento de revisar los acuerdos ya existentes sobre el Donbass, queriendo conectar ahora a Estados Unidos con el proceso de negociación.

En declaraciones a la prensa, el viceprimer ministro del gobierno de Ucrania, Alexei Reznikov, manifestó que Estados Unidos tiene el derecho de participar en las negociaciones que se llevan a cabo en el marco de los Cuatro de Normandía y el Grupo de Contacto Trilateral sobre la solución del conflicto en el Donbass, ya que, indica, el país norteño es miembro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y su vez, garante del Memorando de Budapest.

“Continúa públicamente, a nivel de Ucrania, que la participación de Estados Unidos es absolutamente posible y aceptable a diferentes niveles. Empezando por el hecho de que Estados Unidos es miembro de la OSCE, incluido un donante de la OSCE, ya que, al igual que otros países de la OSCE, allí pagan sus contribuciones. Por lo tanto, hoy Estados Unidos, como miembro del Memorando de Budapest, y este es su ‘derecho moral y legal’, puede comenzar a trabajar tanto en el formato de Normandía como a nivel de embajadores y coordinadores del Grupo de Contacto Trilateral”, destaca la afirmación hecha por Reznikov, y difundida por el medio de comunicación Interfax.

A mediados de enero del 2021, el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmitry Kuleba, insitió en que «una participación aún más activa de Estados Unidos en el diálogo sobre el Donbass sería útil y eficaz», remarcando que recae en el ejercicio de la diplomacia la posibilidad de que esa participación estadounidense se lleve a cabo en un formato determinado, sumándose así a declaraciones previas de otros funcionarios ucranianos sobre el trabajo del formato de Normandía.

El 9 de marzo pasado, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, informó sobre la preparación de una nueva reunión de los líderes de los Cuatro de Normandía, señalando su disposición a mantener conversaciones individuales con los mandatarios de Rusia, Francia y Alemania en caso de que la reunión en el formato de Normandía no se lleva a cabo.

“En cualquier caso, se está preparando una reunión de Normandía. Ella debe ser. Lo diré yo mismo, y les dije esto a nuestros socios occidentales: no habrá reunión en el formato de Normandía, encontraré un formato cuando me reúna con cada uno de estos líderes de los Cuatro de Normandía. Como dicen, si la montaña no va a Mohammed, entonces está bien, significa que me reuniré con todos por separado”, expresó Zelensky.

Según declaró en respuesta a la propuesta del presidente de Ucrania, el secretario de prensa del presidente ruso, Dmitry Peskov, «las negociaciones con Zelensky aún no están previstas en los planes de Vladimir Putin», remarcando que, de ser necesario, «tal conversación se puede organizar rápidamente».

En una reunión virtual, celebrada el 30 de marzo último, Vladimir Putin sostuvo conversaciones con la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, enfatizando el hecho de que «no hay alternativa a los acuerdos de Minsk para resolver el conflicto interno en Ucrania.

«El presidente de Rusia destacó la importancia de que las autoridades de Kiev cumplan con todos los acuerdos alcanzados previamente al más alto nivel, principalmente en el establecimiento de un diálogo directo con Donetsk y Lugansk y en la resolución de los aspectos legales del estatus especial de Donbass», resalta el comunicado del Kremlin en ese sentido, expresando al mismo tiempo, la preocupación de las autoridades rusas por la «escalada del enfrentamiento armado en la línea de contacto provocada por Ucrania», y en especial, por «la negativa real a implementar las medidas adicionales para fortalecer el régimen de alto el fuego acordado por el TCG en julio. 2020».

En reacción a esas conversaciones de Putin, Merkel y Macron, Kiev, Yulia Mendel, secretaria de prensa de Zelensky, declaró a la prensa que no se pueden tomar decisiones con respecto a Ucrania sin su participación.

“Nos adherimos claramente a la posición de que no se pueden tomar decisiones sobre Ucrania sin Ucrania. Los líderes de otros países pueden mencionar y expresar sus posiciones sobre la situación en una región en particular o en un país en particular”, enfatizó la funcionaria ucraniana.

La cumbre en formato Normandía, realizada en diciembre del 2019, a nivel de jefes de Estado, adoptó un comunicado, que enumera las posiciones sobre la resolución del conflicto en Donbass, y que fueron firmadas por los líderes de Rusia, Alemania, Francia y Ucrania, aprobándose la denominada fórmula Steinmeier, mediante la cuál se sostiene la entrada en vigor de la ley sobre el estatuto especial del Donbass, una vez realizadas las elecciones libres en las regiones que lo integran, la separación de fuerzas, el establecimiento de una tregua y una serie de otras disposiciones destinadas a normalizar la situación en el sureste de Ucrania.

De momento, según indicó el vocero de la presidencia rusa, el momento de una nueva cumbre de líderes en el formato de Normandía solo se puede discutir después de la implementación de los acuerdos de la reunión anterior, la mayoría de los cuáles han sido incumplidos por las autoridades ucranianas, remarcó Dmitry Peskov.

Para el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, la iniciativa expresada por el presidente Zelensky, es «improvisada» para conectar a Estados Unidos y al Reino Unido al formato de Normandía, destacando que los «representantes de la propia administración estadounidense ya han expresado su opinión sobre este tema, y han dicho que no ven la necesidad de esto. Según tengo entendido, Francia y Alemania tienen una posición similar”, remarcó el encargado de la diplomacia rusa.

Según indicó analista político ruso, Alexander Asafov, en declaraciones para Rusia Today, las autoridades en Kiev están tratando de «empujar» a Estados Unidos al formato de Normandía, en su creencia de que Washington ayudará a Ucrania a defender sus posiciones con relación a los territorios del Donbass.

“Las autoridades ucranianas tradicionalmente intentan violar los acuerdos celebrados incluyendo nuevos actores bajo diversos pretextos. Pero esta iniciativa no será aceptada por otros participantes debido a que Kiev no ha cumplido nada de lo que prometió bajo los formatos de Normandía y Minsk. Ucrania está intentando retirarse de los acuerdos actuales o reescribirlos, involucrando a nuevos actores en ellos”, enfatizó Asafov.

“El Memorando de Budapest se creó originalmente para eliminar las armas nucleares de Ucrania. Pero los actuales funcionarios de Kiev están buscando todo tipo de pretextos para involucrar a Estados Unidos en el proceso de negociación sobre Donbass, en su opinión, de peso, pero de hecho, son argumentos débiles y poco convincentes”, resaltó por su parte, Vladimir Olenchenko, investigador senior del Centro de Estudios Europeos, IMEMO RAS, en entrevista para RT.

58580cookie-checkUcrania dice que Estados Unidos tiene el derecho «moral y legal» de participar en las negociaciones del Donbass

5 comentarios en “Ucrania dice que Estados Unidos tiene el derecho «moral y legal» de participar en las negociaciones del Donbass”

Deja un comentario